El peligro del socialismo del siglo XXI PDF Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Piensa en Liberal
Escrito por Francisco Endara D.   
viernes, 29 de mayo de 2009

ImageAl fin he acabado mi libro de análisis y crítica al proyecto totalitario del alemán H. Dietrich y su mal llamada Democracia Participativa o Socialismo del Siglo XXI.

Mientras doy los últimos toques antes de la impresión, debo decir que el plan por implantar el llamado Socialismo del Siglo XXI en Latinoamérica es real. Está en ejecución en Venezuela, avanzando de manera acelerada en Ecuador y de una forma bastante conflictiva y torpe tomándose Bolivia.

Haré un breve resumen con el fin de que analicemos y de alguna manera podamos comprender lo grave del tema.

-          El socialismo del Siglo XXI no es más que un Comunismo disfrazado de Democracia. Se usan términos como democracia, participación, control ciudadano, en donde es el partido de gobierno que ejecuta a su antojo las leyes. (Esto se observa a lo largo de todo el libro, más aún, no faltan las exaltaciones a las ideas Marx, Castro, Lenin entre otros comunistas.)

-          El Socialismo del siglo XXI pretende instaurar lo que llaman la economía equivalente, en donde cada ciudadano no obtiene sus ingresos en base de su esfuerzo, creatividad, conocimiento, preparación, y un largo etcétera sino simplemente del tiempo empleado para realizar un producto o servicio. En este sentido todo ciudadano pierde la libertad de decidir cuanto vale su trabajo. En este sistema lo que se propone es que todo ciudadano va a ser remunerado en base del tiempo que aplica en elaborar un producto o brindar servicio. Mas aún es el grupo de burócratas adueñados del Estado los que planifican e indican cual es al equivalencia y pago por cada “tiempo empleado” en realizar un trabajo o dar un servicio. Lo que se propone es un trueque de productos que han sido elaborados usando una misma cantidad de tiempo. Págs 39-45, entre otras.

-          Desaparece la propiedad privada. Se habla de la socialización de los medios de producción y su manejo por el Estado. Pág 41 entre otras.

-          El autor del Proyecto del Socialismo del siglo XXI lo equipara con los descubrimientos de Einstein, Heisenberg, Wilmuth(clonación). (Se necesita estar mal de la cabeza para hacer tal aseveración)

-          El Socialismo del siglo XXI al ser instaurado, irá desapareciendo progresivamente la religión  y los medios de comunicación por considerarlos “instrumentos de deformación ideológica” págs. 25,36 entre otras.

Eso a manera de breve resumen, pues hay demasiadas afirmaciones absurdas, incoherentes y comparaciones fuera de lugar, sin embargo hay que tener en cuenta que:

·         Es un plan sumamente elaborado que ya está en marcha, está más avanzado de lo que la gente se sospecha. Al leer todo el proyecto uno se da cuenta de lo alarmante que ha sido el avance de este proyecto.

·         Un punto fundamental en que trabajan para hacer avanzar el proyecto es crear en la población la percepción de que se está “luchando por los pobres” y que se está haciendo justicia, lo cual es de falsedad absoluta. Lo que se está haciendo es atacar progresivamente a: los medios de comunicación, dividir organizaciones, atacar empresas, subyugar empresarios mediante el chantaje, la amenaza o las prebendas. Los empresarios que crean que “cepillando” al gobierno sobrevivirán, no saben lo que les espera. Podrán ver sus ganancias aumentadas en el corto-mediano plazo, pero una vez instaurado el proyecto no habrá cabida para la empresa, ni para la propiedad privada. Peor aún para los empresarios que creen que no pasa nada, por miedo o desidia. Si este proyecto se instaura todos sus bienes estarán en manos del gobierno.

·         El inicio de la creación de la economía equivalente es lo que ya se está tratando de probar mediante las famosas cámaras de compensación para exportaciones entre Ecuador y Venezuela, es una forma de apoderarse del dinero generado mediante el intercambio comercial entre empresas de distintos países.

·         La forma más hábil de actuar de estos señores es decir: “tranquilos no pasa nada”. Lo que se niega desde en forma masiva, se lo ejecuta en silencio de forma rápida y sin dejar capacidad de reacción. Así se trabajó para instaurar las constituciones que serían la base para el establecimiento de este proyecto. Todo lo que dijeron “que no lo iban a hacer” lo están haciendo. Y hay las pruebas para demostrarlo.

En resumen, la situación es más grave de lo que la ignorancia popular se imagina.

Y es muy importante no creer aún cuando los “Socialistas del siglo XXI” digan “que no se va a expropiar, que no se va  a eliminar la libertad de expresión, ni de religión, que no se va a eliminar las monedas y sustituir por un sistema único, que no va  a haber fin de la propiedad privada-”, pues se lo hará.

La advertencia está dada.


Francisco Endara D.
Acerca del Autor:
Estudió ingeniería en Sistemas y Relaciones Internacionales en la Universidad San Francisco de Quito. Sus artículos son publicados en distintos medios, nacionales e internacionales. Miembro Fundador del Instituto para la Libertad y del Movimiento Libertario, Ecuador.

 
< Anterior   Siguiente >

Libros recomendados

"Figuras y paisajes políticos de la España del XIX ", de Fernando Álvarez Balbuena

Boletín AL

Suscríbase a nuestro Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

AL en su Móvil/PDA

http://movil.asturiasliberal.org

Sindicación