El circo de las lenguas PDF Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Nacionalismos
Escrito por Rafael González Casero   
jueves, 03 de junio de 2010

ImageLa semana que concluye nos deja una imagen que no pasaría de lo irrisorio si no fuese por ser representativa del consumado divorcio existente entre la clase política y la sociedad española. Justo cuando los organismos internacionales piden a España que reduzca el gasto como sea, se monta en el Senado un circo linguístico para que el Presidente de la Generalidad de Cataluña pida que no se produzca la renovación del Tribunal Constitucional. Cual cumbre internacional del mas alto nivel, los senadores y ministros se colocaban cuidadosamente los aparatos traductores para escuchar a un cordobés de nacimiento hablar catalán y chapurrear vascuence y gallego para compatriotas que comparten un mismo idioma. La broma, que vino a costar algo más de 6.500 euros, se quedaría en de mal gusto si no supusiera el poner de manifiesto  lo que piensa buena parte de la clase política cuando la mayoría de los españoles lo pasa realmente mal para llegar a fin de mes.

Una vez más, el sentido común es el menos común de los sentidos cuando entran en juego intereses nacionalistas que no se resignan a quedarse en lo meramente simbólico, sino que siguen con paso firme su hoja de ruta marcada, que pasa por esprimir aún mas si cabe a las arcas públicas para saciar sus románticas ilusiones. Los que acusan de alarmistas a quienes ponen el grito en el cielo cuando suceden cosas como las del Senado, argumentaban que 6500 euros son el chocolate del loro y su ahorro no repercutiría en modo alguno en la reducción del déficit del que adolece nuestra economía. Están en lo cierto, pero el error de bulto es poner énfasis en el escaso ahorro que supondría suprimir ese gasto y no ver lo que implica que, una vez más, se ceda a los caprichos nacionalistas con tal de que éstos no den la murga y se queden callados por un tiempo.

 Además de suponer un feo gesto por parte de los dirigentes políticos el hecho de que empleen dinero público en traducirse unos a otros cuando todos conocen y entienden la lengua común de España, se llega a lo absurso al demostrar que lo que se pone en práctica en la calle por la gente corriente todos los días, se deshace de manera alambicada por los políticos en lugares tan dignos de respeto y seriedad como son las cámaras legislativas. Si un castellano acude a un restaurante o tienda donde los empleados hablan catalán, al preguntarles éste cualquier cosa, automáticamente estos cambian el chip y se ponen a hablar en español, pues por mero sentido común, será  ésta la fórmula por la que puedan entenderse.

 Pero no, no se justificarían los políticos nacionalistas si se fijasen en lo que la calle hace, que es la mejor muestra de como los españoles de unas regiones y otras, de las que tienen entidad histórica y de las que no, se entienden para llevar adelante sus vidas y sus negocios sin buscar complicaciones donde no las hay.

 En mi opinión, tan criticable es el hecho de que se malgaste tiempo y dinero en hacer cosas tan fútiles como las del Senado esta semana  se viva una situación de crisis o no; lo que sucede, es que generalmente el votante, cuando su situación económica es buena, directamente pasa de hacer caso al hecho de que para escuchar  hablar a Montilla, Chávez tenga que ponerse el pinganillo. Pero cuando esto no es así, el desapego a la clase política es aun mayor en una sociedad demasiado hastiada de sus dirigentes. Resulta dificil comprender como alguien se sorprende todavía cuando se incrementa la tasa de abstención electoral o los políticos pasan a ser el tercer problema del país según las encuestas.Se lo ganan a pulso


Rafael González Casero
Acerca del Autor:
Nacido en Toledo en 1981. Trabaja en la Administración Pública y cursa estudios de Derecho en la Universidad de Castilla- La Mancha.
Leer Más >>
 
< Anterior   Siguiente >

Libros recomendados

"Figuras y paisajes políticos de la España del XIX ", de Fernando Álvarez Balbuena

Boletín AL

Suscríbase a nuestro Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

AL en su Móvil/PDA

http://movil.asturiasliberal.org

Sindicación