España Constitucional (y III) : Constitución de 1978 - Reformas PDF Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Historia
Escrito por Antonio Checa Pérez   
sábado, 27 de diciembre de 2008

Image"1975-2000: Un período dorado de la Historia de España "
John Elliott. Historiador-Hispanista Británico.

Hace 30 años el pueblo español aprobó una Constitución que ha servido bien al país y ha dado lugar a uno de los periodos políticamente más estables y económicamente más prósperos.
El gran historiador británico John Elliott llama a los años 1975-2000 un “periodo dorado de la Historia de España”, pero en su opinión con la que coincido, “los últimos ochos años han visto como caían sombras sobre lo que durante un cuarto de siglo había parecido un paisaje cada vez más soleado”, y continua "Estas sombras incluyen la polarización política, la reaparición del dogmatismo, y los localismos y nacionalismos de estrechas miras contrapuesto con la creciente interdependencia de la comunidad global".
En los dos Artículos anteriores he comentado la evolución constitucional española, y la elaboración y desarrollo de la vigente Constitución de la Concordia de 1978, para en este último reflexionar, entre otras cuestiones, sobre posibles reformas de la misma.

REFORMA CONSTITUCIONAL. MECANISMOS

El Título X -artículos 166 a 169- hace referencia a la posibilidad de reformar la Constitución, es decir, ella misma se autoregula y autolimita: según el artículo 166, la iniciativa de la reforma se ejercerá en los términos previstos en los apartados 1, 2 y 3 del artículo 87, que se concede al Gobierno, al Congreso y al Senado, a las Asambleas de las Comunidades Autónomas mediante proyectos de ley elevados al Gobierno o a la Mesa del Congreso, y también a la iniciativa popular presentando no menos de medio millón de firmas.

En el artículo 167 se recogen los aspectos cuantitativos y cualitativos:

El apartado 1 indica que los citados proyectos deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos, de cada una de las Cámaras, formando una Comisión paritaria si no hubiese acuerdo entre aquellas.
Y, si no obstante no se aprobara en la forma anterior, el apartado 2 indica que, previo voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso debe ratificarla con una mayoría de dos tercios.

Y, según el apartado 3, aprobada la reforma por las Cortes será sometida a Referéndum para su ratificación,

El artículo 168 se redacta en términos similares al anterior, pero para casos tales como la revisión total, o parciales de determinados Títulos.

REFORMA CONSTITUCIONAL. SUGERENCIAS

Vemos por tanto que el proceso de reforma aunque complejo es posible, si bien dicha petición debe hacerse prudentamente y, sobretodo, concretada, razonada y consensuada.
En ese sentido, debemos plantearnos si la necesidad de reforma es verdaderamente sentida o se trata de un problema abstracto, qué es lo que se quiere reformar, y si estamos ante un debate libre y sin coacciones políticas, territoriales o terroristas.

Indicamos la siguiente reflexión de Luis Mª Ansón: "Cedieron todos los Presidentes de la democracia, alguno con reservas, y ha cedido Zapatero: se mantuvieron airosos si la mayoría absoluta les respaldaba, y cuando no fue así se sometieron todos al chantaje nacionalista, tanto en la investidura como en la aprobación de los Presupuestos Generales. Se ha transferido mucho más de lo que la unidad de España permitía y no hay muestras de que se piense rectificar. Estamos en el camino hacia la secesión: o se reforma la Constitución y se cierran las transferencias o el horizonte permanecerá enlodado ".

Coincido con lo anterior y en la urgente reforma del Título VIII sobre la Organización Territorial del Estado y sus transferencias, acompañada de modificaciones precisas de la Ley electoral, más representativa, de listas abiertas y no bloqueadas, elección a veces en 2ª vuelta y/o mayoritaria como por ejemplo en los Municipios.

Dificultar que los nacionalismos tengan acceso a las Cámaras nacionales, como en los Parlamentos de nuestro entorno, para que grupos muy minoritatios, insolidarios e independentistas puedan dedicir el devenir de la nación.

Acabar con la ley semisálica de acceso a la Corona, por orden de nacimiento y no por sexo,

Reformar el Senado para constituir una verdadera Cámara de representación territorial de las Comunidades Autónomas, donde prevalezcan los principios de unidad, igualdad y solidaridad.

Que el término y sentido de "Nación" no sea discutido ni discutible,...

Existen diversos informes, entre ellos el del Consejo de Estado que con gran autoridad y conocimiento recomiendan diferentes reformas, además de las citadas, pero es fundamental e imprescindible el acuerdo y consenso de los dos partidos mayoritarios -PSOE y PP- como en los tiempos de la Transición, a los que se irían sumando otros.

UNIÓN EUROPEA Y GLOBALIZACIÓN

Es obligado aludir al papel del Estado, de sus Comunidades Autónomas y aún de las Entidades Locales, en el proceso de construcción europeo.

Aunque hoy día en Europa se está produciendo un desplazamiento del poder y de la capacidad de toma de decisiones al ámbito municipal, no se puede olvidar que la nueva realidad transnacional europea ha generado un nuevo centralismo: un funcionamiento institucional de la Unión Europea (UE) que, en el futuro y más aún dotada de su "Constitución", podrá modificar muchos de los actuales planteamientos.

Ya casi conseguida la Unión socio-económica, podría llegarse a la Unión política con planteamientos iniciales confederales, que se irían "federalizando" y modificarían las actuales estructuras organizativo-territoriales, también por efecto de la denominada globalización.

CONCLUSIONES

La Constitución de la Concordia, de 1978, representa el origen y el desarrollo democrático español en todos sus aspectos, político, social, económico, cultural y autonómico, y su larga vigencia y convivencia lo refrenda.

Con, y através de ella, se ha ido forjando un Estado democrático, libre, nuevo, moderno, progresista y europeo.

Parecen convenientes ciertas reformas, ya indicadas, pero de manera prudente, concretada y consensuada, sobretodo por los dos partidos mayoritarios.

Todos, y en particular los más jóvenes, debemos velar por la defensa de la Constitución y sus libertades, erradicando para siempre los muchos períodos indeseables de nuestra historia.

Tal vez los jóvenes no tengan un gran conocimiento de la Constitución, pero si conservan un profundo respeto y sentimiento hacia ella, y los valores democráticos que preserva.

http://es.wikipedia.org/wiki/Constituci%C3%B3n_espa%C3%B1ola_de_1978

Antonio Checa Pérez
Acerca del Autor:
Nacido en Minglanilla (Cuenca).Ingeniero Superior de Minas(Madrid) y Economista(Oviedo). Alférez de Complemento(Ingenieros Zapadores).
Leer Más >>
 
< Anterior   Siguiente >

Libros recomendados

"Figuras y paisajes políticos de la España del XIX ", de Fernando Álvarez Balbuena

Boletín AL

Suscríbase a nuestro Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

AL en su Móvil/PDA

http://movil.asturiasliberal.org

Sindicación