Sindicatos actuales y sindicatos verticales PDF Imprimir E-Mail
Colaboraciones - España
Escrito por Antonio Pavón Ortiz   
jueves, 07 de mayo de 2009

ImageCual es la diferencia hoy entre unos y otros, va a ser difícil verla y argumentarla 

En primer lugar hoy según nuestra constitución ARTÍCULO 7, los sindicatos deberían ser: 

“Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos que les son propios. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto al a Constitución y a la ley. Su estructura interna  y funcionamiento deberán ser democráticos.”.

Y el ARTICULO 28 dice:

“1. Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La Ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.

2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La Ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad. 

De esos dos artículos de nuestra Constitución a lo que realmente esta pasando va un largo camino, por ejemplo, ¿donde dice que los sindicatos, vivan de subvenciones, donde dice que deban intervenir obligatoriamente en las negociaciones colectivas?. Que ha de entenderse por: “contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos que les son propios.”.  

Hoy en día los sindicatos se han convertido en fuentes de trabajo para unos pocos, donde los representantes sindicales de las empresas publicas y privadas son liberados del trabajo, con cargo a la economía nacional, son servidores del gobierno, soportes del mismo y acompañantes de manifestaciones. ¿Quien va a morder la mano que te da de comer?. Podríamos también hablar  de las presiones y cuasi amenazas de todo tipo que efectúan algunos afiliados con carnet y funcionarios, de la sopa boba, a determinadas empresas y empresarios.  Hay también indicios de que los  cargos y carguitos del sindicato   copan las entregas de viviendas  publicas, construidas o no por los sindicatos, no respetando la necesidad de las familias necesitadas. 

Pero si desean hablare de la historia sindical de este país. Tengo en mi mano el carnet a mi nombre que dice Organización Sindical Barcelona, credencial 1 de septiembre de 1975, cargo sindical enlace, categoría electoral administrativo, Agrupación comercio sindicato textil. No menciono la empresa donde trabajaba pero esta indicado. 

Después de esa experiencia en los sindicatos verticales del franquismo, evoluciono y voy a parar a un sindicato obrero UGT. 

Ese otro carnet es  de UGT a mi nombre de fecha 20 de septiembre de 1977, unión comarcal del barcelonés, unión local de Barcelona, sindicato comercio fecha 23-9-77 nº…., firmado por el comité comarcal, escribo todos estos datos, por si algún sindicalista lee estas letras,  para que sepa que, en los duros años del franquismo también nos jugábamos el pellejo. De mi fugaz paso por la CNT, no me quedan pruebas documentales, pero estuve poco tiempo ya siendo joven abogado, esa experiencia que acredito me da libertad de opinar sobre los sindicatos de antes y compararlos con los de ahora.  

Con estos antecedentes, me permito decir un par de cosas de los sindicatos, los de después del franquismo, independientes y libres y mantenidos con las cuotas de los afiliados.

Y de los verticales pagados por el gobierno de Franco y usados por su gobierno a su antojo, sin crítica ni oposición. 

Pero los nuevos, sindicatos de aquella época, CNT, USO (Reuniones clandestinas en el bar del cine Maryland de Barcelona), UGT y Comisiones Obreras, aquello si eran sindicatos y sindicalistas, Camacho en Madrid, Luis Fuertes en Barcelona,  y muchos otros sindicalistas que dieron lo mejor de si para los de su clase y después volvieron al torno y al taller, que aprendan los funcionario - sindicalistas de hoy de la historia. De los que lucharon en defensa del obrero y de sus ingresos, jugándose su libertad y su futuro.  

Hay que decir, la verdad, el sindicato vertical franquista construía barriadas enteras de pisos para los trabajadores, y  sin distinción se entregaban en venta a precios asequibles para aquella época, por lo menos en Barcelona y el Valles, a familias de trabajadores necesitadas.  Me acuerdo de  unos familiares de Sabadell, que vivían en esas viviendas dignas y nada ostentosas. Entonces no había problemas de la vivienda para las clases menos favorecidas, ni que decir tiene que no se conocía la especulación inmobiliaria. 

El dilema de siempre si el sindicato era o no correa de transmisión del partido político, eran las discusiones interminables de jóvenes que venían y olían a la nueva democracia, cada día surgían ideas nuevas como era la autogestión  en las empresas como pedía el sindicato USO, y tantas huelgas y despidos políticos, y luchas conjuntamente con los estudiantes para conseguir la libertad y la apertura política hacia la imparable democracia. 

Señores ya saben ahora los sindicatos de ser correa de transmisión de los partidos son hoy, con todos mis respetos, la voz de su amo. 

Pero amigos y amigas como todo se acaba, cuando los nacionalismos empiezan a dividir a la clase trabajadora, en Cataluña, País Vasco y el resto de España, se alzan los virreyes de cada autonomía para romper la unidad obrera y conseguir una parcelita de poder, y se acabo. En Cataluña, el Secretario General de UGT se catalaniza, y, a vivir del cargo más de veinte años. Se olvida de su clase y de su puesto de trabajo en la Maquinista, es un obrero funcionario ¡Que desilusión! Otra parcela de la igualdad de derechos y de la lucha por los más débiles en manos de unos pocos, que se aprovechan del cargo y viven del mismo. No lo digo por nadie, o más bien, por todos. 

Si en España con mas de cuatro millones de parados los sindicatos  no organizan  una huelga general, al contrario van de la mano del gobierno en la manifestación del 1 de Mayo, algo grave esta pasando, se acabaron los valores democráticos, será que  los sindicatos no están legitimados ni por la Constitución  ni por su actuación, para defender los intereses económicos y sociales que le son propios, y menos a los trabajadores. 

La carga  que representan  los sindicatos para el estado no sirve para su función constitucional ni institucional, por tanto, esta de mas darles  vida y mantenerlos operativos. Se han convertido en los mamporreros del gobierno que los mantiene. 

Si quieren seguir con su función deben recuperar la independencia y mantenerse con sus cuotas a semejanza de los sindicatos ingleses, americanos y franceses, pues si no es así se convertirán nuevamente en sindicatos verticales, dedicados a controlar y amordazar a la clase trabajadora que deben representar. 

Mientras esos no pase, estamos condenados a vivir y mantener con nuestros impuestos a unos entes que por ley son representativos pero de hecho son instituciones al servicio del gobierno…………………………………………………………..QUE PAIS.

Antonio Pavón Ortiz
Acerca del Autor:
Nacido en Loja (Granada) 1951, aunque residente desde esa fecha en Barcelona. Licenciado en Derecho por la U.B. Abogado generalista y titular de Bufete Pavón en la ciudad de Barcelona .
Leer Más >>
 
< Anterior   Siguiente >

Libros recomendados

"Figuras y paisajes políticos de la España del XIX ", de Fernando Álvarez Balbuena

Boletín AL

Suscríbase a nuestro Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

AL en su Móvil/PDA

http://movil.asturiasliberal.org

Sindicación