La victoria del asesino PDF Imprimir E-Mail
Colaboraciones - España
Escrito por Rafael González Casero   
lunes, 03 de agosto de 2009

Image Aún no nos hemos repuesto del impacto generado por los últimos atentados de ETA en Burgos y Palma de Mallorca, y comenzamos la semana recordando que se cumple un año desde que el sanguinario etarra Ignacio de Juana Chaos fuese excarcelado.  Lo que ha sucedido en torno a de Juana constituye un claro ejemplo de hasta qué punto las víctimas del terrorismo sufren las consecuencias de la barbarie etarra; no sólo sufren por haber perdido a un ser querido o haber sido mutiladas, también tienen que convivir viendo como los causantes de su dolor viven tranquilamente tras cumplir sus raquíticas condenas- como es el caso de de Juana- o permanecen en prisión gozando de todo tipo de privilegios penitenciarios.

 Aunque lo hayamos escuchado hasta la saciedad, nunca estará de más recordar que de Juana fue condenado a mas de tres mil años de prisión por haber cometido veinticinco asesinatos, que cumplió tan sólo dieciocho años de condena y que gozó de privilegios tales como la realización de cursos sobre el arte de escribir, o el recibimiento de visitas íntimas de su novia cuando se encontraba ingresado en el hospital 12 de Octubre a causa de la pantomima de huelga de hambre que protagonizó para forzar su excarcelación.   

Ahora, el sanguinario etarra disfruta en Belfast de la vida que negó a veinticinco personas, permitiéndose incluso el lujo de grabar videos en los que insulta a España diciendo que es un estado antidemocrático en el que se practica la tortura. Entre tanto, los familiares de sus víctimas continúan sufriendo- y así seguirán- al ver que de ningún modo se ha hecho justicia.

En estos días los políticos hablan de firmeza ante ETA y de que nunca se volverá a negociar o dialogar con la banda; hace un año se dejaba en libertad a un terrorista para nada arrepentido,  hoy se siguen sucediendo los homenajes a etarras y los presos que cumplen condena siguen gozando de privilegios mas propios de presos políticos que de terroristas. Me pregunto donde quedan las declaraciones de firmeza que realizan nuestros dirigentes cuando los atentados remiten o los terroristas declaran sus famosas treguas trampa. Por si fuera poco, existe una corriente de legisladores y penalistas que aboga por no caer en lo que ellos mismos denominan victimología, que viene a ser el legislar desde el punto de vista de la víctima que sufre una determinada agresión, es decir, el ponerse en mayor o menor medida en la piel del perjudicado para decidir el castigo que se debe aplicar al delincuente.

En definitiva y observando el curso de la macabra historia de la banda, está claro que la estrategia a seguir contra ETA es la de la represión policial y judicial, no la de la dulcificación de condenas ni la del diálogo o la negociación. Ni hay que rasgarse las vestiduras cada vez que se hable de cadena perpetua ni es bueno concebir al Estado de Derecho como una especie de entidad benéfica que desea molestar lo menos posible a los que atentan contra sus ciudadanos. Nuestros dirigentes no dejan de mirar a Europa cuando de legislación sobre derechos civiles, aborto o tráfico se trata, pero poco se fijan  en nuestros vecinos a la hora de endurecer las penas, continuando siendo el nuestro, uno de los países occidentales con la legislación penal más laxa en determinadas e importantes  materias. Esperemos que de una vez por todas, las palabras de firmeza que se escuchan estos días no vuelvan a quedarse en agua de borrajas como en tantas otras ocasiones. Lo sucedido con de Juana constituye toda una victoria para el asesino al que le salió barato matar. De nuestros dirigentes y de la sociedad española depende que sea la última.


Rafael González Casero
Acerca del Autor:
Nacido en Toledo en 1981. Trabaja en la Administración Pública y cursa estudios de Derecho en la Universidad de Castilla- La Mancha.
Leer Más >>
 
< Anterior   Siguiente >

Libros recomendados

"Figuras y paisajes políticos de la España del XIX ", de Fernando Álvarez Balbuena

Boletín AL

Suscríbase a nuestro Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

AL en su Móvil/PDA

http://movil.asturiasliberal.org

Sindicación