De la huelga general (29S) a la realidad (30S y siguientes) PDF Imprimir E-Mail
Colaboraciones - España
Escrito por Antonio Checa Pérez   
lunes, 18 de octubre de 2010

ImageEl pasado 29 de Septiembre se inició la anunciada ya en junio Huelga General para paralizar España "por las buenas o por las malas", en terminología coactiva y poco afortunada estilo "Far West", aunque más "suave" que aquella de "reventar Madrid" de unos meses antes.

Todo ello previas concentraciones de delegados-liberados sindicales en día y hora laboral, así como declaraciones y visitas a diferentes medios de comunicación para aclarar que la huelga no era "contra nadie" sino "a favor de", pero en todo caso contra la "Bruselas" de los mercaderes, los empresarios y el capitalismo desaforado contra los trabajadores, los "mercados y especuladores",... e incluso contra el opositor Partido Popular y, en especial, contra su lideresa madrileña Esperanza Aguirre.
*PRECISIONES PREVIAS.

-Aunque pueda parecer obvio, nunca mis opiniones critican siglas, siempre muy respetables, sino a los dirigentes del momento, y no tanto por sus debatibles actuaciones sino por no estar a la altura de la situación, de las demandas sociales, es decir, no tanto por la acción sino por la omisión.
Y no es tan obvio porque, casi ya vencida la 1ª década del siglo XXI, se escuchan cosas tan extremas como "la izquierda o socialismo son la ruina de un país,..., la derecha o capitalismo manchesteriano va contra los trabajadores": por supuesto, ni lo uno ni lo otro, porque la Sociedad y sus Instituciones han evolucionado hacia posturas más "centradas".
-Ya nuestra Constitución en el Artículo 7 de su Título Preliminar indica que "Los Sindicatos de trabajadores y las Asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que le son propios. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos".
Es decir, Instituciones representativas, cauce absolutamente indispensable para las relaciones empresa-trabajador, opinión muy mayoritaria frente a una muy minoritaria opinión "reaccionaria" de que aquellos son prescindibles.
Pero entre ser una suerte de "Institución" del Estado y querer ser un "Poder" dentro del mismo hay una gran diferencia y, tal vez por eso (y algunas otras cosas que indicaremos), han demorado los Sindicatos (mayoritarios) su ineludible e inexcusable actuación en "la defensa y promoción de los intereses...que le son propias".
 
-No me agrada escribir este Artículo, por el gran respeto que siempre tuve y tengo por el Sindicalismo y, particularmente, por el minero-asturiano al que, sin pertenecer a él, conocí bien y departí mucho tiempo en debates cuando construíamos aquella ilusionada España de la Transición, la de los tiempos del encierro en plena Navidad de las ejecutivas SOMA-CCOO en el Pozo Barredo de Mieres,...
Pero debo de hacerlo porque, además, creo que estamos en un punto de inflexión, el más devaluado e ínfimo de nuestra reciente democracia y pronto saldremos del mismo mediante un "regeneracionismo" de nuestra vida pública y sus Instituciones, tantas veces invocado desde Costa y otros.
*GENESIS/EVOLUCIÓN.
La evolución de la crisis económico-financiera comienza a gestarse ya años antes con el inadecuado "modelo productivo" y, sin que el gobierno de Zapatero tome ninguna medida en su 1ª legislatura, se acrecienta y culmina en las denominadas "burbujas" nada más iniciarse la 2ª: ciertamente hay una componente financiera global, pero también otra económica real y nacional, como expuse en Artículos anteriores.
Así, desde hace más de 2 años Zapatero ha negado la crisis e, incongruentemente, ha dicho que ya hemos salido de la misma, de los "brotes verdes", que estamos en la "champions" lo que molesta a sus "amigos" Berlusconi y Sarkozy, que apuesta por el pleno empleo y otras "sandeces doctrinales" (por decirlo eufemísticamente) parecidas.
Mientras, el desempleo se incrementa en más de 2 millones de parados y supera ya los 5 (incluyo los que se están "formando por su país"), o sea, más del 20% (doble de la Unión Europea-UE), el desempleo juvenil supera el 41%, se cierran 300 mil empresas, seguimos bajando en productividad (del puesto 33 al 44), se dilapidan miles de millones (¡en euros!) en un inútil "Plan E" y muchos más en abonar los intereses de la deuda (ya próxima al 60%, máximo permitido por la UE), se dispara peligrosamente el déficit (sobre el 13 % del PIB), no crece el PIB (se necesita crecer en torno al 2'5% para crear empleo)..., y las perspectivas son cada vez peores.
Ante esta gravísima situación, el pasado mes de mayo España se encuentra técnicamente en "suspensión de pagos", lo que obliga a la Unión Europea (UE), al Banco Central Europeo (BCE), al FMI, al presidente Obama, al gobierno chino y a otros, todos poseedores de abundante deuda comunitaria-española o garantes de la misma, a dar un "ultimatum" al gobierno español (similar al griego): "O se toman medidas urgentes o España sale del Euro y se la deja sóla".
 
Zapatero, abandonando su "optimismo antropológico y sus irrealistas promesas ideológicas" asume medidas, en una dirección cualitativamente muy discutible, pero que sirven para afrontar y conformar mínimamente la situación y a los demandantes: no toca el gasto corriente, pero rebaja el sueldo de los funcionarios un 5 %, congela las pensiones, sube impuestos universales como el IVA, y aprueba una tímida Reforma laboral, todo ello sin apoyos parlamentarios salvo su grupo socialista (y pocos votos más en algún caso) que salva con abstenciones de otros grupos.
*ACTUACIÓN SINDICAL.
Durante esos más de 2 años antes citados, con esos incrementos del desempleo tan elevados, así como lo negativo del resto de los parámetros, los líderes sindicales de UGT (Cándido Méndez) y CCOO(Ignacio Fernández Toxo) no sólo no hacen nada sino que "controlan" las reacciones de sus representados en base a una idílica connivencia con Zapatero y al "cariño" que éste, públicamente y ante los delegados de UGT, les había pedido.
Así se suceden las muestras de "afecto", las reuniones y fotos "de familia" en Moncloa que el imaginario popular calificó como de los "Vicepresidentes", las multimillonarias e insostenibles subvenciones sin auditorías previsibles, la participación monopolística en los ERES, las Fundaciones propias, las inversiones en las denostadas SICAV..., que generan serias críticas a tal comportamiento tales como cierto "aburguesamiento", la función de los "liberados sindicales",..., y la preocupación única , como mucho, por quienes tienen empleo pero no por quienes carecen del mismo, más agravado en determinados sectores y edades: en definitiva, crece la impopularidad de los Sindicatos, reflejada en las encuestas, cuestión que debe ser reversible.
 
Parece que, como dije antes, en lugar de "Instituciones" del Estado, se convertían en "Poder" dentro del Estado, tal vez como recuerdo de la IIª República donde UGT y CNT intentaron, y en gran parte consiguieron, suplantar a los partidos políticos, entre otros, misión que no les compete: los Sindicatos no están para marcar la Política Económica del Gobierno, pero sí para criticarla y actuar, si fuera necesario, dentro del campo de sus competencias laborales.
Y parecía, también, que el abandono de la arcaica idea leninista de "correas de transmisión" durante la Transición política (recordar el enfrentamiento Nicolás Redondo-Felipe González, y la consiguiente Huelga general), retornaba a petición tácita de Zapatero, ligada a una "unidad de acción" con CCOO, generalmente muy adecuada pero que, en este caso, parecía más un "seguidismo" incomprensible conociendo la trayectoria de esta última.
 
*29 S: HUELGA GENERAL.
 
Con los antecedentes y en el clima descrito, la situación es insostenible y será la Reforma Laboral la que provocará la convocatoria y desarrollo de esta Huelga General (la 6ª de la democracia, tras 4 "contra" González y una "contra" Aznar):
 
- Convocada incomprensiblemente a "largo plazo", algo inusual o casi inédito.
-Con el Decreto de Reforma ya aprobado en el Parlamento, y más difícil de modificar que si se hiciese en el trámite previo.
-No se conoce el "causante" de la Reforma, es decir, ni los lemas ni las pancartas hacen referencia a nadie, pero si se culpa genéricamente a la UE, BCE, FMI, empresarios, capitalismo, PP,..., como dije anteriormente, lo cual confunde, y mucho, a trabajadores y parados.
-Y, todo ello, con la movilización de miles de liberados agrupados en anacrónicos "Piquetes informativos-¿convencitivos?", todavía legales pero con actuaciones muy discutibles por lo que es muy necesaria una Ley de Huelga (actualmente rije un Decreto preconstitucional, aunque avalado por sentencias del Supremo) que regule este y otros aspectos de la misma.
 
*RESULTADOS.

La jornada se desarrolla con cierta normalidad no muy diferente de otras huelgas, tal vez con los "piquetes" algo más exaltados y algo más de violencia (incluyendo a los antisistemas), y las Fuerzas de seguridad con órdenes de mínima actuación (algún mando de autonomías se manifiesta como uno más).
Aunque los datos pueden variar sectorial y territorialmente, todos lo medios de comunicación (incluso los afines) coinciden en que la huelga es casi un fracaso y está muy lejos de las expectativas de los convocantes (piquetes incluídos), lo que corroboran los ciudadanos con sus propias opiniones, y con una incidencia mínima en Madrid (7%) objeto primordial y aun político de aquella: las manifestaciones vespertinas tampoco corren mejor suerte para los convocantes. 
 
Por tanto, ni siquiera la posibilidad de "empate" o de "huelga pactada", posiblemente acordada gobierno-sindicatos como "solución de compromiso" es reconocida, por lo que los líderes de estos últimos quedan en una situación muy discutible.
 
*...A LA REALIDAD (30 S...y siguientes).
 
La realidad es que todo está igual de mal (deuda, déficit, paro, productividad, impuestos,...), con tendencia a empeorar, con unos Presupuestos sin credibilidad apoyados en cesiones soberanas de "caja única" de la Seguridad Social, menor confianza ciudadana,..., a lo que la Agencia Moody's de recalificación de la Deuda soberana española y del Fondo de Reeestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha respondido, el mismo "día después", con una rebaja de la misma pasando de AAA a Aa1, con las consecuencias que conlleva.
 
Deben pues los Sindicatos adecuarse a los tiempos actuales de nuevas Tecnologías y modelos de Relaciones Laborales, evitando costes a gobiernos y empresas y, de forma gradual, financiarse básicamente con las cuotas de sus afiliados, al igual que los empresarios.
 
Finalmente, la duda surgida era: ¿si voy a la huelga apoyo a los sindicatos y no al gobierno, pero si no voy es al revés, y como trabajador estoy en contra de las actuaciones de unos y otros?.
Y se ha resuelto: el casi fracaso de la huelga ha dejado patente el poco afecto por los sindicatos, y la bajada inmediata de un importante % en la intención de voto a Zapatero y su partido lo sitúa en unos mínimos históricos (¡el 28'5%!).

Antonio Checa Pérez
Acerca del Autor:
Nacido en Minglanilla (Cuenca).Ingeniero Superior de Minas(Madrid) y Economista(Oviedo). Alférez de Complemento(Ingenieros Zapadores).
Leer Más >>
 
< Anterior   Siguiente >

Libros recomendados

"Figuras y paisajes políticos de la España del XIX ", de Fernando Álvarez Balbuena

Boletín AL

Suscríbase a nuestro Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

AL en su Móvil/PDA

http://movil.asturiasliberal.org

Sindicación